Lunch escolar para un mejor rendimiento

Lunch escolar para un mejor rendimiento

Si tus hijos consumen un lunch saludable desde la infancia crearán buenos hábitos de alimentación para toda su vida
Por: invent_karla Última actualización: 17-08-2011

Bloque que muestra la firma del editor.

invent_karla | Editora

El refrigerio o lunch escolar es una comida ligera que los niños toman en la escuela, pero es tan importante como las otras dentro de su alimentación; cubre alrededor de 15% de sus requerimientos nutrimentales diarios. Aunque no sustituye al desayuno, el refrigerio es para que los pequeños tengan un buen rendimiento en la escuela y para que desarrollen hábitos alimentarios saludables en su vida.

 

Un refrigerio inadecuado puede generar malos hábitos, además de sobrepeso y obesidad infantil, aumento de colesterol y caries dental.

 

Es muy importante que los padres de familia dediquen el tiempo necesario para planear refrigerios atractivos y nutritivos junto con sus hijos. El objetivo es que el niño sepa elegir qué comer y qué no en la hora del recreo.

 

 

 

A continuación te presentamos algunas sugerencias para complementar un refrigerio saludable:

  1. Fruta fresca, congelada, enlatada o deshidratada
  2. Yogur bajo en grasa, verduras crudas y picadas, con limón y chile
  3. Panquecitos integrales
  4. Palomitas de maíz bajas en grasa
  5. Galletas integrales con queso bajo en grasa
  6. Atún en agua, una barrita de surimi o una rebanada de queso fresco
  7. Paquetitos o Barras de cereal
  8. Cereales o tubérculos y alimentos de origen animal
  9. Evita los alimentos industrializados, ya que son ricos en grasa, azúcar y/o sodio
  10. Evita los alimentos muy dulces, ya que pueden favorecer el desarrollo de caries Incluye siempre una bebida, pero evita las que tengan un alto contenido de azúcar como los refrescos y jugos industrializados.

 

Coloca el refrigerio en una lonchera limpia y en recipientes agradables, irrompibles y fáciles de manejar; esto hará que tu hijo coma con más gusto. Fomentar el consumo de un lunch saludable desde la infancia ayudará a establecer hábitos sanos de alimentación para toda la vida.

 

¡Prepara un buen refrigerio y alimenta saludablemente a tu hijo!

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión