Sardinas vs triglicéridos y colesterol

Sardinas vs triglicéridos y colesterol

Triglicéridos
Por: J. Manuel Reyes Última actualización: 21-07-2012

Bloque que muestra la firma del editor.

J. Manuel Reyes | Editor

Editor de Salud180.com Aficionado a las nuevas ideas. Una palabra lo cambia todo.

La sardina pertenece al grupo de los pescados azules y de aguas frías, que son cruciales para la salud cardiovascular, por ser una fuente muy rica de ácido graso omega 3, que ayuda a disminuir los niveles de los triglicéridos y colesterol malo.

 

Estos ácidos y grasas buenas elevan los niveles de colesterol protector o HDL, por lo que su consumo aminora la posibilidad de padecer arritmias y combaten la inflamación. Además, ayudan a prevenir coágulos, lo que disminuye el riesgo de padecer aterosclerosis o trombosis.

 

La abundancia de vitamina B6, presente en la sardina y también conocida como piridoxina hace que este alimento sea muy recomendable en casos de diabetes, depresión y asma, e incluso, puede ayudar en la lucha contra el cáncer.

 

También contiene vitamina B12, así que combate problemas estomacales, además de una alta cantidad de vitamina D, que hace que el consumo de este pescado sea recomendable para fortalecer la piel y los huesos.

 

De acuerdo con la American Journal of Clinical Nutrition, dos raciones de este pescado a la semana ayudan a nuestro cerebro por sus propiedades.

 

 

Gracias a su sencilla y práctica preparación, se recomienda incluirlas en la dieta diaria. Por ello, en Salud180.com te presentamos una manera muy fácil de consumirla:

Tomates rellenos de sardina

 

Ingredientes (2 porciones)

 

1 lata de sardinas (en aceite de oliva extra virgen o en agua)

1 tomate fresco cortado por la mitad

2 cucharaditas de cebolla picada

3 cucharaditas de apio picado

3 cucharadas de chícharo y zanahoria

1 cucharada de mayonesa baja en grasa

2 hojas de lechuga o repollo morado.

 

Contenido nutricional: ½ tomate relleno = 130 calorías

 

Preparación: Parte el tomate a la mitad y retírale la pulpa. Agrégale la pulpa y los demás ingredientes a las sardinas y mezcla con cuidado. Llena las mitades de tomate con esta preparación y sírvelos fríos sobre una hoja de lechuga o repollo morado.

 

 

Recuerda que la sardina puede ser una excelente opción para tu comida, sin importar que sea en casa o el trabajo, además de que es ideal durante las vacaciones y tardes calurosas. ¡Buen provecho!

 

Síguenos en @Salud180 y Salud180 en Facebook

 

¿Quieres bajar de peso? Regístrate con nosotros y disfruta de la nueva herramienta de Salud180

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión