Yoga para la hipertensión

Yoga para la hipertensión

Comentarios
Yoga para la hipertensión
Por: Traducción: Norma Inés Rivera Última actualización: 26-04-2011

Bloque que muestra la firma del editor.

invent_pilar | Editora

Para el control de la hipertensión, hay 2 eficaces ejercicios de yoga que ayudan a bajar la presión arterial:

 

  • Yoga Invertido

Revierte la acción de la gravedad en el cuerpo. Los cambios más profundos de este ejercicio se dan en la circulación; en la pose invertida, las piernas y el abdomen se colocan por encima del tórax. Una de las razones para que esto funcione, es simplemente porque la fuerza de gravedad se invierte y la sangre circula con mayor rapidez.

 

Normalmente, los músculos de la pantorrilla y otros músculos esqueléticos en las extremidades inferiores deben bombear la sangre sin oxígeno y los desechos de vuelta al corazón por las venas.

 

En la posición invertida, la gravedad hace que la sangre fluya con facilidad hacia atrás a través de las venas provocando que la presión sanguínea en los pies sea mínima. Esto da a los músculos la oportunidad de descansar.

 

En esta postura, el drenaje de la sangre y los residuos de la parte inferior del cuerpo que retornan al corazón para su limpieza, es mayor, por lo que trastornos tales como venas varicosas y tobillos hinchados se alivian.

 

  • Respiración rítmica

Es hora de aprender acerca de la respiración, inhalando y exhalando, que tiene el poder de nutrir el cuerpo y calmar la mente.

 

No todos sabemos respirar. Si eres como la mayoría de la gente, que hace respiraciones cortas, el estómago empuja cuando se inhala y los pulmones nunca vacían el dióxido de carbono al exhalar.

 

Aquí está la explicación fisiológica: las respiraciones largas y lentas son más eficientes que las rápidas y cortas.

 

Para tener en una buena respiración, los pulmones primero deben vaciarse. Así, la clave de la respiración eficiente radica en exhalar completamente, esto comienza con la parte superior del pecho, se procede a la media del pecho y termina apretando los músculos abdominales.

 

Sólo después de una expiración buena puede aspirar una buena bocanada del aire rico en oxígeno que la sangre necesita para alimentar las células. 

¿QUÉ OPINAS?
comentarios